//CONCEJAL QUIAQUEÑA “SE DIO VUELTA” Y ENTREGÓ EL CONCEJO A LA ALIANZA MORALES-TITO

CONCEJAL QUIAQUEÑA “SE DIO VUELTA” Y ENTREGÓ EL CONCEJO A LA ALIANZA MORALES-TITO

En un nuevo y bochornoso capítulo del Concejo Deliberante fronterizo, la concejala Felisa Nieve, que asumió en 2019 por el Frente Todos por La Quiaca; decidió ceder los cargos de autoridades del cuerpo legislativo a concejales del partido del ex intendente Miguel Tito y a la Unión Cívica Radical.    

Nieve, denunciada por el mismo “titismo” hace unos meses por “insania mental”; se quedó con la presidencia del Concejo y los demás cargos fueron distribuidos de común acuerdo con los concejales opositores, dejando de lado a Jorge Tejerina, del Frente de Todos por La Quiaca, quien fue el concejal mas votado en los comicios de 2019.

El escandaloso arreglo, que llamativamente se dio en los últimos minutos antes de la sesión preparatoria del martes 30 de marzo, permitió que la vicepresidencia primera quede en manos del controvertido edil “titista”, Hugo Barro y la segunda, en manos de Sara Aranda, del radicalismo. Además, la presidenta Nieve, destituyó a Marcela López como secretaria parlamentaria y puso en ese cargo, a Kevin Zotar, asesor de la concejala “panqueque”.

Según fuentes legislativas, minutos antes de la sesión, hubo una reunión donde se habría decidido tomar todos los cargos a renovar y dejar afuera a Tejerina, el concejal que más votos obtuvo.

Distintos sectores sociales y políticos de La Quiaca repudiaron la maniobra por ser anti democrática y a las claras, estar acordada entre “gallos y medianoches”, para copar el concejo deliberante que estuvo, por denuncias cruzadas, 12 meses sin sesionar.

Pero el malestar social con el Concejo Deliberante quiaqueño no sólo viene por estas maniobras sino por las múltiples denuncias que tienen sus integrantes.

Hugo Barro, arquitecto y ex secretario de obras públicas de Tito, tiene denuncias por violencia de género por hechos cometidos en el mismo concejo y la más grave está referida a la falsificación de firmas para la habilitación de planos de obras, donde está interviniendo el Colegio de Arquitectos de la provincia. Por su parte, Sara Aranda, hace pocos días recibió el repudio generalizado por un posteo en reivindicación del genocida Rafael Videla.

En tanto, el nuevo secretario parlamentario, propuesta por Felisa Nieve; Kevin Zotar está implicado directamente en un resonante hecho policial donde un joven quiaqueño sufrió un ataque callejero y aún se encuentra en grave estado.   

No es la primera vez que Felisa Nieve está en la escena controvertida de los “arreglos” políticos. En 2020, cuando el funcionamiento del Concejo estaba judicializado, según fuentes legislativas del radicalismo, Nieve habría pedido un departamento a cambio de ceder la presidencia del cuerpo legislativo.

En 2019, el Frente Cambiemos de La Quiaca tuvo de referencia al empresario Miguel Tito y los representantes de la UCR, que responden a Gerardo Morales y obtuvieron el segundo y tercer lugar detrás del 42% obtenido por el Frente Todos por La Quiaca, encabezado por el actual intendente Blas Gallardo.