/Carfentanilo. La sustancia con la que se adulteró la cocaína que causó más de 24 muertes

Carfentanilo. La sustancia con la que se adulteró la cocaína que causó más de 24 muertes

Así lo establecieron los toxicólogos que analizaron las muestras de cocaína mediante dos técnicas en los laboratorios de La Plata y Munro, en el marco de la causa penal que tramita en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 16 del Departamento Judicial San Martín.

“En el día de la fecha hemos recibido el resultado de dos estudios periciales independientes, que han arribado a la conclusión de que la sustancia utilizada para estirar el clorhidrato de cocaína encontrada en diversas muestras secuestradas en el ámbito de estas actuaciones, se trata de carfentanilo“, indicó la Procuración bonaerense en un comunicado.

“En estas determinaciones intervinieron por un lado el laboratorio de Policía Científica de la Provincia de Buenos Aires y por otro el de la Procuración General Bonaerense que han recibido la colaboración del Laboratorio de la cátedra de química orgánica y del instituto Unyform de la facultad de ciencias exactas y naturales de la UBA, donde se llevaron a cabo estudios de gran complejidad, todos los cuales actuaron con gran profesionalismo y premura”, añadió.

A su vez, hay otros estudios que llevan a cabo los peritos de la Policía Federal Argentina (PFA) en otros laboratorios.

Las muestras analizadas por la Procuración General bonaerense se tomaron de la cocaína secuestrada por la policía bonaerense en Puerta 8, en los allanamientos ordenados por la Justicia después de que se conocieran las primeras muertes por intoxicación.

La presunción de que era fentanilo la sustancia mezclada con la cocaína comprada por las víctimas en el búnker del asentamiento Puerta 8 de Tres de Febrero surgió a partir de la reacción favorable de algunos pacientes internados a la naloxona, un antídoto para intoxicaciones con opioides.

Qué es el carfentanilo

El carfentanilo, explicaron fuentes judiciales, “es 10 mil veces más potente que la heroína y cien veces más potente que el fentanilo”.  Este opioide se usa para dopar elefantes, rinocerontes y otras especies grandes y pesadas. Generalmente suele administrarse para investigaciones médicas y científicas, para rastreo, o para aprender los movimientos de estos animales, por ejemplo cada cuánto se aparean o en qué dirección migran.

Según informaron fuentes de la investigación, hay una gran cantidad de muestras a analizar porque no sólo se estudia la droga incautada o la que aportaron sobrevivientes o familiares de las víctimas, sino también la sangre, orina, bilis y otras sustancias biológicas extraídas en las autopsias de las 24 personas fallecidas así como la sangre y orina extraída a los internados.